Mis visitas

viernes, 3 de octubre de 2014

Algo de la Guerra Civil.

Curiosa elección del pato Donald como reclamo publicitario por la sección de maderas del
sindicato anarquista Confederación Nacional del Trabajo, fabricantes de juguetes.
Durante la Guerra Civil (o incivil, como se prefiera), Paya y Rico fueron socializadas,
trasladada toda la maquinaria a las instalaciones de la fabrica de Paya en Santa Rita 33,
y dedicada toda la infraestructura a la industria auxiliar de guerra, pues, paradojas de  la
vida, la misma maquinaria que sirve para fabricar juguetes, sirve también para fabricar
vainas de proyectiles. Igualmente, esas maquinas se utilizaron, ante la escasez , para
 fabricar moneda fraccionaria, como el ejemplo que vemos aquí.
El miliciano de Paya (referencia 625) es uno de los pocos casos en que se ha fabricado un
juguete en plena situación de guerra. Salió al mercado en el año 1937, y es, por razones
evidentes, una pieza difícil de encontrar. Fue realizada por Raimundo Paya a partir del
guardia de la casa Paya, utilizando gran parte de la matriceria y cambiando la cabeza, y
añadiéndole el brazo, que al accionar el resorte levanta el puño, saludando a la republicana.
Este ejemplar pertenece a la colección del Museo del Juguete de Figueras.
Guardia de Paya Hermanos de los años 30, cuya matriceria, ligeramente alterada, sirvió para
realizar el Miliciano en el año 1937.
Reproducción de dos paginas de la tarifa de precios de Paya-Rico Socializadas del año 1937,
en que se pueden ver, entre otros, el miliciano (ref. 625), y el guardia (ref. 909).

2 comentarios:

  1. Interesante documento que confirma la cantidad de stock que tenía la empresa antes de comenzar la contienda.

    ResponderEliminar