Mis visitas

martes, 13 de octubre de 2015

Una casa de muñecas española.

Esta casa, que imita un palacete art nouveau de finales del XIX, de un 1,50 de alto, es realmente
de una calidad excepcional. Los balcones, el adorno en loza, las ventanas practicables y, sobre
todo, la escalinata de entrada, muy rara en este tipo de casas españolas,  hacen de ella una muy
interesante muestra de la producción nacional de casas de muñecas, aunque hoy sea imposible
saber quien o quienes la fabricaron, aunque si sabemos que la afortunada propietaria nació en 1911,
y disfruto de ella casi cien años, lo que no es poco, y cuidándola primorosamente, lo que nos permite
verla hoy en este perfecto estado de conservación.

Vista general de todas las estancias. La instalación electrica es la original de la época,
con aislantes de porcelana en el cableado.

Los elementos del baño son todos de fabricación española. En este tipo de casas es muy común
que se mezclaran elementos decorativos y muebles de fabricación nacional, asi como alemana,
fundamentalmente en miniaturas de estaño, y francesa.
No falta detalle, con ducha accionable con una cadena, toallero, etc..

Pequeño escritorio y niños, de fabricación alemana. El resto de los elementos de la sala de jugar,
de fabricación española.

Los muebles y complementos del dormitorio, de producción española, los personajes, vestidos
curiosamente de novios, fabricados en Alemania. Los detalles en cristal, típicos de esa época.

Sala de musica enteramente de producción española, excepto el piano, alemán.

Comedor de fabricación francesa. Camarero, carro auxiliar y demás elementos, fabricados en
Alemania. Multitud de pequeños detalles de servicio de mesa.

Capilla con capellán de terracota y altar, todo fabricado en España.

Típico el que en la cocina haya elementos muy desproporcionados. En este caso la cocina de
fundición, con placa del fabricante español, y seguramente aprovechada para este menester
al ser un modelo de publicidad y regalos de promoción, pero no pensando en que un día acabase
en una casa de muñecas. Todos los elementos, de fabricación española.

Hall de entrada, con maceteros al fondo. En todas las habitaciones se pueden ver las barras para
colgar las cortinas. 

La mesa de despacho con tintero y pluma (un anacronismo poético), y divertido teléfono.
Sobre la caja fuerte ventilador, los dos elementos, de fabricación alemana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario